Telemariñas

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) ha sentado las bases para la regulación de la pesquería de tiburones al adoptar un documento sobre medidas de ordenación para la conservación de la tintorera del Atlántico.

La Recomendación establece, entre otras medidas, una limitación de capturas de 39.102 tn para el Atlántico Norte y una mejora en el reporte de datos detallados para todo el Atlántico.

Esta medida, que ha sido impulsada por la Unión Europea y por Japón, supone el primer paso para la regulación internacional de la pesquería de tiburones, la cual precisaba su reconocimiento y protección por parte de la regulación internacional.

Juana Parada, Directora Gerente de OR.PA.GU. considera que “es un paso importante para la flota que faena en el Atlántico Norte, que lleva tiempo trabajando de forma sostenible en una pesquería que carecía de una regulación internacional que garantizase la protección del recurso y de los pescadores”.

Es un primer paso que comienza en el Atlántico Norte, pero que los miembros de la Comisión intentarán extender al Atlántico Sur.

No ha tenido el mismo resultado la propuesta de extender la política de aletas adheridas en el seno de la Comisión ICCAT, a pesar de que la propuesta ha sido suscrita en esta ocasión por 30 países (más del 80% de los miembros de la Comisión) y que ha sido bloqueada nuevamente por China y por Japón.