ALFREDO// Carlos y Yesica en un parque de Tui

Un vecino de Salceda residente en Tui, Carlos Manuel de Lima, tendrá que entrar en la prisión de A Lama por un delito que cometió en el 2009.

A lo largo de todo este tiempo el joven, de 31 años, restableció su vida. Encontró pareja con la que tuvo dos hijos, de 2 y 8 años, y tiene un trabajó estable en una granja de visiones en Oia.

El juez le había suspendido la condena de un año y tres meses por un robo con fuerza en el 2009 con la condición de que no volviera a delinquir, pero Carlos fue denunciado por conducir con el permiso retirado, lo que reactivó la condena anterior. “Al entrar él en la cárcel, nuestros dos hijos y yo quedaremos desamparados, no tenemos ingresos de ningún tipo” afirma su pareja, Yesica de Castro.

Carlos también fue condenado por haber forzado una máquina de preservativos. “Estamos pagando los plazos de la responsabilidad civil por este delito. Al ir a prisión y al no tener ingresos, no podremos pagarlos. Me gustaría que le permitiesen cumplir la condena de otra forma, cómo con un arresto domiciliario, para que no tenga que dejar desamparada a su familia. Ahora que les dijo yo a nuestros hijos cuando pregunte por su padre” explica Yesica.

Los recursos que han presentado no han servido para eludir la prisión. Carlos había pedido también el indulto, pero le fue denegado. Ahora tendrá que cumplir un año y ocho meses de cárcel tras rehacer su vida.