Tras la suspensión el año pasado, este 2021 se ha querido celebrar unas Festas do Monte “light”, sin desfile, sin romería y sin fuego artificiales, pero con toda la esencia que marcan estas fiestas en el corazón de los guardeses.

Los bombos guardarán silencio un año más a la espera de que la pandemia permita disfrutar de unas fiestas declaradas de interés turístico de Galicia en todo su esplendor. El Trega se quedará sólo el Domingo do Monte, como un día cualquiera, sin romeros, sin vino, sin música, sin alegría, sin público, aguardando a que el próximo año la fiesta vuelva a dar vida a su cumbre.

Así, del 9 al 16 de agosto, A Guarda vivirá una programación que, a pesar del covid, animará a los guardeses y a visitantes en sus fiestas más esperadas.

Programa: