ALFREDO

La Concejalía de Medio Ambiente del Concello de Baiona recuerda a los propietarios de las fincas urbanas, rurales y forestales que deben cumplir con las obligaciones de limpieza y, de manera especial, que tienen que mantener permanentemente limpias las franjas de protección establecidas alrededor del suelo urbano, de núcleo rural, edificaciones, viviendas aisladas y urbanizaciones, como recoge la normativa legal vigente, en particular la Ley de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia por la que la Xunta de Galicia, desde la Consellería de Medio Rural, obliga a los ayuntamientos a que lleven a cabo la vigilancia y cumplimiento de la misma.

A través de un bando municipal el alcalde informa de la obligación de tener el terreno totalmente limpio, sin ningún tipo de árbol ni vegetación en los primeros 15 metros. Asimismo, de los 15 a los 50 metros deben tener el terreno libre de maleza y estrato arbustivo, sin árboles señaladas en la disposición adicional tercera de la ley de montes (pinos, eucaliptos, acacias…).

No obstante, los árboles permitidos (robles, castaños, abedules, alcornoques…), deben estar en las condiciones que señala la normativa: a 7 metros unos de los otros y podados (hasta 11,4 metros podados a 1/3 de altura y los mayores de 11,4 metros podados a 4 metros). La fecha límite para que los propietarios hagan la limpieza de sus fincas está fijada para el próximo 31 de mayo.