Pocas personas pueden presumir de pasar de los cien años. Purificación Granja Valverde es una de ellas, y lo hace, además, sobrepasando la cifra en cuatro años.

La abuela de Oia, Pura, como le gusta que le llamen, ha celebrado este domingo su 104 cumpleaños rodeada de los suyos en su casa sita en el barrio de A Riña. Una enorme tarta de nata y profiteroles con las velas que anunciaban tal feliz acontecimiento, ha servido para cerrar una entrañable y abundante comida familiar.

Con sus 104 años, Pura guarda un gran sentido del humor. Es muy aficionada a la radio y al ganchillo y no deja de hacer piezas de ropa para sus nietos y bisnietos. Preguntándole el secreto para llegar a tan longeva edad, cuenta entre risas que «todas las mañanas, todas, todas, lo primero que hago es tomar una cucharadita de las del café de miel».

La alcaldesa de Oia, Cristina Correa, visitó el pasado jueves a Pura para felicitarla personalmente por su cumpleaños y le hizo entrega de un ramo de flores y de una tarta, con el fin de transmitirle el cariño del conjunto da vecindario de Oia. Como siempre, la centenaria vecina recibió a la regidora con una sonrisa y haciendo gala de su característico buen ánimo.

Pura nació el 29 de mayo de 1916. Se casó con Rafael Álvarez a los 34 años. Dedicó toda su vida a las labores domésticas y a tareas agrícolas en las fincas próximas a su hogar. Tuvo cuatro hijos, seis nietos y once bisnietos.

La tarta y el ramo que entregó la regidora de Oia, Cristina Correa, a la centenaria vecina