GUARDIA CIVIL // Control de alcoholemia en el peaje de Vincios

Con motivo de la tradicional Festa da Arribada que se celebró el pasado fin de semana en Baiona y en el marco de las actividades preventivas que conllevan este tipo de eventos, en los que se concentra un considerable número de personas y vehículos, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra llevó a cabo un dispositivo especial de servicio para conseguir comportamientos más seguros de todos los conductores y detectar aquellos usuarios que hubiesen consumido drogas o bebido alcohol superando los límites establecidos.

En el marco de este operativo especial, desarrollado durante el pasado fin de semana, la Guardia Civil de Tráfico realizó 1.475 pruebas de alcoholemia, de las que 63 dieron resultado positivo.

De los casos positivos detectados en los controles de alcoholemia, 53 conductores fueron denunciados por vía administrativa y se enfrentan a una sanción económica de 1000 euros y la detracción de 6 puntos.

A los 10 conductores restantes se les han instruido diligencias por vía penal, al superar la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado cuyas consecuencias pueden ir desde la pena de prisión de tres a seis meses, una multa de seis a doce meses o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días y, en cualquier caso, con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior de uno hasta cuatro años.

En otro orden de actuaciones, señalar que han formulado varias denunciadas por diversas infracciones a la normativa de seguridad vial, tales como no haber sometido el vehículo a la ITV periódica, tener neumáticos en mal estado, no hacer uso del cinturón de seguridad o hacer uso del teléfono móvil mientras conduce.

Entre las incidencias más destacables, señalar la de un conductor que fue interceptado cuando circulaba a una velocidad inadecuada, sin hacer uso del cinturón de seguridad. Sometido a la prueba de drogas se le detectó un consumo reciente de cocaína y THC. Esta persona iba acompañada de su esposa, que tampoco hacía uso del cinturón de seguridad, transportando un bebé en los brazos.

Se reforzaron también las actuaciones para detectar conductores de ciclomotores y motocicletas que habían consumido alcohol y drogas, detectando 5 pilotos de ciclomotores que han arrojado resultado positivo y 1 de motocicleta con una tasa de 0,78 y 0,81 mg/l en aire espirado.