Cruceiro de San Telmo
FOTO BANDALLO // El trozo roto de la Cruz del Cruceiro de San Telmo

Operarios del Concello de Nigrán recuperaron ayer en el fondo del Río Miñor, el trozo roto de la Cruz del Cruceiro situado en el puente romano de A Ramallosa, que sufrió un acto vandálico el pasado fin de semana.

La pieza hecha de piedra está en las dependencias municipales del Concello de Nigrán y no mide más de una cuarta.

Esta mañana el propio Concello remitía un escrito a Patrimonio de la Xunta sobre la situación del Cruceiro para su posterior colocación. Así lo declaraba esta mañana la alcaldesa en funciones, Raquel Giráldez, “hemos remitido el escrito a Patrimonio, ahora estamos a la espera de su contestación para saber quien va a reparar el Cruceiro, ya que es una pieza muy delicada.”

El propio alcalde de Nigrán, Juan González, fue quien encontró el trozo de la Cruz de San Telmo el pasado martes por la tarde en el fondo del Río Miñor, al lado del mismo Cruceiro.

Historia del Cruceiro de San Telmo:

El Cruceiro está dedicado a San Telmo, Patrón de los Marineros, debido a que fue éste colectivo el que reconstruyó el puente romano.

La leyenda sobre San Telmo dice que “un día el Santo estaba predicando por la zona ante una gran multitud de gente, cuando comenzó una fuerte tormenta. La gente, asustada, se dispuso a huir. San Telmo consiguió, sin embargo, partir la gran masa de nubes en dos mitades, que descargaron el agua a las dos orillas de donde se hallaba el gentío, quedando éste, en la zona intermedia, sin ser afectado por la lluvia.”

El Cruceiro fue reconstruido por el benefactor de Sabarís, Julián Valverde, como figura una de placa marmórea en el altar que está al pie del Cruceiro y las Benditas Ánimas del Purgatorio.

El Cruceiro era lugar estratégico por delimitar en él tres parroquias, San Martiño de Borreiros, Santa Cristina de Sabarís y San Pedro de Filgueiras, actualmente A Ramallosa.