Tras dos años dirigiendo el filial del Acanor Novás, Jimy Fernandez ha decidido dar un paso a un lado y centrarse en la labor de segundo entrenador del equipo que recientemente ascendía a DHP, al ser compleja la compatibilidad de ambos cargos.

En el haber de Germán, eterno capitán, queda la Copa Federación lograda en 2017 y el haber conseguido que varios jugadores hayan debutado o pasado a formar parte del primer equipo, o dar entrada a varios juveniles en el trabajo diario.

Su sustituto será otro hombre de la casa. El mayor de los hijos de Manolo Armán -antecesor a Jimy Fernández en el cargo- abandonaba la práctica del balonmano dos temporadas atrás y ahora quiere hacer carrera en los banquillos como lleva haciendo los últimos años. Su nombre fue el primero y único planteado por directiva y dirección técnica al representar los valores del club y compartir la filosofía de dar continuidad al proyecto, apostando por gente joven y con la creación de un sistema de juego único para todas las categorías. A su lado estará su hermano, César, que compaginará el cargo con el del técnico del equipo juvenil.

Recientemente se reunió con los jugadores que formaron parte del equipo la última temporada para exponer sus ideales y conocer su disposición para continuar en el equipo.

El pivote, cuestión de horas.

En las próximas horas o días, el primer equipo podría cerrar la plantilla si se confirma el refuerzo de un pivote internacional con experiencia en competiciones europeas. Sería la última incorporación después de anunciar anteriormente las de Adrián Boullosa, Pedro Iglesias, Óscar Vila y Andrés Vila.