Reparten 1.500 trampas y líquido atrayente para la lucha contra la avispa velutina

La Consejería de Medio Rural e do Mar comenzó a distribuir 1.500 trampas comerciales y botes de líquido atrayente a los apicultores con asentamientos apícolas localizados en ayuntamientos en los que se detectaron nidos de esta especie invasora. La cantidad de trampas a distribuir a cada apicultor depende del número de colmenas que posean.

La finalidad de esta medida es intensificar el vigente programa de control de la avispa velutina con la colocación de trampas para la captura de reinas en otoño, momento en el que estas se sitúan fuera del nido hasta la época de hibernación. De este modo, cada reina fundadora capturada podría significar un nido menos en el entorno en la temporada siguiente. Las experiencias en la lucha frente a la avispa velutina señalan que la colocación de trampas en el entorno de los colmenares presenta una alta eficacia en la captura de las reinas.

En primavera de 2015 el departamento que dirige Rosa Quintana ya realizó lo reparto de otras 1.300 trampas en ayuntamientos en los que se habían detectado nidos en el año 2014, destinadas también a la captura de ejemplares de reinas fundadoras. El balance de capturas al final de ese período fue de 3.000 ejemplares, lo que significó otros tantos nidos activos menos en esta temporada.

El actual reparto de trampas se realizará a los apicultores de los ayuntamientos en los que no se entregaron trampas en primavera, puesto que en aquellos asentamientos apícolas para los que la Consejería ya entregó anteriormente trampas al inicio del año, los apicultores pueden seguir utilizándolas mediante el uso de atrayentes caseros. La entrega de trampas y botes de líquido atrayente comenzó esta semana, realizándose a través de las Oficinas Agrarias Comarcales.

Plan de vigilancia y control

Para minimizar los efectos de esta avispa, la Xunta desarrolla un Plan de vigilancia y control que incluye, además de estas medidas, la colocación de trampas para detectar la evolución de la difusión del insecto en el territorio y la localización de nidos para su eliminación. A través de este plan, se localizaron a lo largo de 2014 más de 900 nidos de la avispas. En lo que va de año, ya fueron eliminados o neutralizados más de 1.800 nidos, lo que suponen una importante ayuda en el control de este insecto.

Como se puede observar en el mapa, las comarcas del Baixo Miño y el Val Miñor son de las más afectadas por la invasión de nidos de la avispa asiática.