El Concello de Nigrán realizó ayer un nuevo reparto semanal de alimentos a domicilio para paliar los efectos socioeconómicos del Covid-19 en 78 familias del municipio, en esta ocasión, fueron productos no perecederos procedentes de una compra de 1.000 euros realizada solidariamente por la panadería- confitería ‘La Flor de Nigrán’ y otras cuatro compras anónimas con un valor aproximado de 300 €. El número de beneficiarios pasó de 21 familias antes de la crisis sanitaria a 78 en la actualidad, todos derivados de Servicios Sociales.

Esta compra altruista de ‘La Flor de Nigrán’ incluía 80 paquetes de galletas de desayuno, 35 unidades de cacao, 150 latas de pescado en conserva, 60 paquetes de lentejas, 27 de café, 40 de pasta, leche… Todo fue acercado a los domicilios por el equipo municipal dedicado a la ayuda a personas en situación de vulnerabilidad o especial aislamiento ante el Covid-19, servicio formado por todo el gobierno local.

La semana pasada fue ‘Sal y Laurel’, empresa de Nigrán dedicada a la venta online a domicilio de pescado y marisco, quien donó 80 kg de caballa fresca; o la asociación de patateros de Xinzo de Limia con 800 kg de patatas u otras empresas del municipio colaboran asiduamente desde el inicio de la crisis, como “Huevos El Rancho” o J. A. Blanco Patatas.

As mostras de solidariedade son infinitas e sería imposible nomear a todas as persoas e empresas que teñen colaborado. Estamos moi orgullosos do comportamento do texido social e empresarial de Nigrán nesta grave crise sanitaria e que, desgrazadamente, conleva tamén unha grave crise económica para moitas familias que están desde hai xa más de un mes sen ingresos”, subraya el alcalde, Juan González, quien incide en que el número de unidades que precisan de alimentos ascendió de 21 antes de la pandemia a 78 en la actualidad «pola perda dos postos de traballo que conleva o parón dos negocios«.