Povisa cumple estos días un año desde su adquisición por parte del Grupo Ribera, que cerrará este primer ejercicio superando los 4 millones de euros de inversión en la renovación tecnológica y de infraestructuras del hospital.

Uno de los ejemplos más claros del compromiso de Ribera con Povisa es el hecho de que más de la mitad de las habitaciones del hospital son ya individuales, tal y como se había comprometido hace un año Alberto de Rosa, actualmente Director Ejecutivo Europeo del grupo.

En el ámbito de las infraestructuras, Ribera ha llevado a cabo desde entonces la reforma integral de Urgencias y sigue acometiendo reformas de calado en la entrada principal, en diálisis, en las consultas de la Clínica Colón 28 y en distintas mejoras en la Escuela de Enfermería de Povisa, entre otras decenas de obras cuyo objetivo es modernizar las instalaciones y el equipamiento del hospital.

Buena parte también de los más de 4 millones de euros invertidos han sido destinados a la renovación tecnológica del hospital, con la adquisición de nuevos ecógrafos, equipos de electrofisiología, colposcopios, equipos de radiodiagnóstico, torres de laparoscopia, dotación de los quirófanos, mejoras de equipamiento en el área de pediatría, equipos de cirugía vascular, etc.

“Un año después de habernos presentado ante la sociedad gallega —ha dicho Elisa Tarazona, CEO del grupo Ribera— hemos demostrado que el compromiso de mejora continua anunciado en aquel momento, lo hemos cumplido, y todo ello en un año de enormes dificultades asistenciales y logísticas que ha puesto de manifiesto la gran profesionalidad de todo el equipo humano de Povisa. Seguiremos apostando por Vigo y por Galicia, y por un hospital como Povisa, que es una referencia de calidad en toda España. Tenemos grandes proyectos para seguir modernizando sus instalaciones, renovando los equipos y ampliando servicios para ofrecer la mejor atención sanitaria a nuestros pacientes”.