Después de este período de cambios que nos tocó vivir en los últimos tiempos, debido a la incertidumbre y grande riesgo provocados por la crisis sanitaria del covid-19 que nos obligó a cerrarnos en nuestras casas, a distanciarnos de las personas y a suspender todo tipo de actividades colectivas; a pesar de seguir con cierto “miedo en el cuerpo”, que superamos adoptando estrictas medidas de prevención, prevención y más prevención con las que puedan ofrecer garantías de seguridad y tranquilidad a las personas usuarias y sus familias, San Xerome, por fin, vuelve a retomar algunas de sus actividades.

Este intenso período de “parón social”, nos sirvió para trabajar duramente en repensar nuestros servicios y actividades, y buscar las formas más acomodadas de seguir acompañando y apoyando los proyectos de vidas de nuestras personas usuarias, nuestra razón de ser”, señala desde San Xerome.

“Cambiamos nuestra organización, la manera en que prestamos nuestros servicios, para adaptarlos a las nuevas circunstancias, para garantizar en todo momento la máxima seguridad, bienestar y prevención. Pero lo que no cambiamos es nuestra esencia, nuestro compromiso con las personas y sus sueños, para eso estamos nuevamente aquí, al pie del cañón, deseando compartir sonrisas con los ojos, que consigan sobrepasar y hacer frente a cualquier mascarilla, por imprescindible que sea”, indican.

A partir de la semana que viene retoman muchas de las actividades dirigidas a los usuarios. El servicio de Adultos reanuda actividades, cambiando de forma para ofrecer apoyos individualizados de tres maneras diferentes, en el domicilio de las personas usuarias, en el entorno, o en el Centro con cita previa y de manera individual.

También la formación para el empleo con los proyectos de Formación Dual en Limpieza y el proyecto Xemente Innovación, sobre agroecología. Y para no descuidar el ocio y tiempo libre, dos Campamentos urbanos, uno dirigido al alumnado del Centro Educativo y otro a las personas adultas, son algunas de las propuestas que San Xerome ofrece a lo largo de estos meses de verano, “para que nuestras personas y familias puedan recuperar un poquito de nuevo sus vidas y sus rutinas, asumiendo este nuevo reto con gran responsabilidad e ilusión”.