El Concello de Nigrán ofrece una segunda oportunidad para ver este verano al mejor gaiteiro del mundo en el mejor escenario del mundo: Carlos Núñez en el mirador de Monteferro coincidiendo con el ya famoso Solpor cara el Océano Atlántico, las Islas Cíes y Estelas.

El espectáculo, que forma parte de la programación estival del Concello de Nigrán y cuenta con el apoyo de la Diputación de Pontevedra a través del ‘Plan + Provincia’, se repetirá el domingo 4 de agosto a las 20:30 horas al agotarse las entradas anunciadas la semana pasada para el sábado 3 de agosto a la misma hora. Los tickets ya están a la venta a través de Ataquilla con un precio de 25 €.

Como cada año desde 2020 con su gira ‘Lugares Máxicos’, el objetivo del gaiteiro internacional es hechizar a los asistentes gracias a especial sinergia de su música con la naturaleza y el momento del crepúsculo.

La novedad de esta edición es que presenta nuevo disco, ‘Celtic Sea’, fruto de la colaboración con Brittany Ferries para celebrar el 50 aniversario de la compañía marítima que une los puertos atlánticos europeos y en la que viajan 3 millones de personas cada año. El tema estrella que da nombre al disco es una ‘sinfonía’ de 40 minutos con músicas de todas las regiones atlánticas, unidas por elementos comunes a las músicas celtas desde hace siglos o milenios, como el bagpipe rhythm (ritmo de gaita) o la armonía binaria de double tonic.

«Tocar Celtic Sea’ en Monteferro resulta moi inspirador para min porque estamos precisamente cara o Oceano Atlántico, nun dos lugares máis fermosos de Galicia, e no momento máxico do solpor. A localización é insuperable e, sen dúbida, o disco aquí soará nunha simbiose sublime coa contorna”, resume Carlos Núñez.

«Monteferro e Carlos Núñez forman unha fusión perfecta, estamos moi orgullosos poder contar cada ano co mellor gaiteiro do mundo no mellor escenario do mundo; cada concerto aquí é unha experiencia inesquecible«, incide el alcalde, Juan González.

Con el objetivo de respetar al máximo la singularidad de este espacio natural y de hacerlo sin impacto alguno, sólo se reservarán sillas para personas con problemas justificados de movilidad, ya que el objetivo es disfrutar de la música sentados en el propio suelo, en un ambiente íntimo y en comunión con la propia naturaleza.