Seis meses para la reparación y refuerzo del dique de A Guarda
BANDALLO

La Consellería do Mar prevé finalizar en seis meses la reparación y refuerzo del dique del puerto de A Guarda, dañado en febrero por el temporal Kurt, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan y no existan imprevistos.

Así lo señaló la conselleira do Mar, Rosa Quintana, durante la visita que realizó esta mañana a esta obra, que comenzó en los últimos días. También destacó que esta actuación, en la que se invierten 834.000 euros, es la más importante de las requeridas por los daños del temporal, que supusieron una inversión total de 1,4 millones de euros.

Durante la visita, en la que estuvo acompañada por el presidente de Portos de Galicia, José Juan Durán, la titular de Mar explicó que las obras fueron tramitadas por procedimiento de emergencia ante la urgencia de la actuación para minimizar situaciones de riesgo para los usuarios del puerto y el global de la ciudadanía.

La conselleira señaló que los trabajos se centran en la reposición del dique y el contradique de abrigo del puerto guardés, que habían sufrido derribes parciales debido al impacto de las olas. De este modo, las obras devolverán la estructura dañada a sus condiciones habituales, dotando al puerto de seguridad y operatividad, señaló la titular de Mar.

Las obras consisten fundamentalmente en la reparación y refuerzo del contradique mediante bloques de hormigón de 130 toneladas en la zona más próxima al morro, así como la reposición de bloques de 50 toneladas en la zona central y en el arranque y refuerzo con de más de 5 toneladas de la parte interior de la dársena.

Por otra parte, la conselleira do Mar visitó también las obras de reforma del edificio de la lonja, ya finalizadas. Estos trabajos consistieron en la habilitación de una zona para uso de la cofradía de pescadores de la localidad y en la renovación de elementos en cumplimiento de la normativa de ahorro energético.

En concreto, la actuación supuso la habilitación de una sede administrativa para los trabajadores de la cofradía de pescadores y una ampliación de espacios de 45 a 61 metros cuadrados.

Con estos trabajos, explicó la titular do Mar, se busca impulsar la centralización y unificación de servicios, tanto de la lonja como de la cofradía, así como dinamizar la actividad de la rula. Asimismo, se contribuye también a dotar de mayor accesibilidad y visibilidad la actividad de la cofradía y se minimizan los gastos con un mejor aprovechamiento de los recursos al unificar servicios e instalaciones de lonja y cofradía. En esta obra, la Consellería do Mar invirtió 43.000 euros.