Después del parón en las competiciones oficiales por culpa del COVID-19, este domingo se celebró en aguas del río Miño, a su paso por Arbo, el Campeonato Gallego de Eslalon. La competición se caracterizó por la baja participación, sobre todo por la escasísima participación femenina, además del carácter reivindicativo como ya es habitual, piragüistas, clubes y directivos de la Federación aprovecharon la ocasión para recordar la necesidad de un canal de eslalon en Galicia.

El Club Deportivo Miño acudió al evento con cinco deportistas, que fueron quien de lograr un total de siete medallas. El mejor de la jornada fue sin duda Brais Castro, que en la categoría absoluta de canoa se hizo con la medalla de oro, proclamándose Campeón gallego de la categoría.

Samuel Castro también en canoa, pero categoría júnior, finalizó tercero, consiguiendo podio con la medalla de bronce. Por su parte, Sergio Rodríguez, en cayac, en la categoría cadete, finalizó primero, logrando la medalla de oro y el campeonato gallego.

Ainhoa Barreiro, en cayac cadete, también consiguió el oro, y el título de campeona gallega cadete. Alba Soutelo, en canoa cadete, también resultó ganadora y campeona gallega. Alba participó también en cayac, donde consiguió la segunda posición.

Inmejorable balance para el Deportivo Miño con estas siete medallas en la Competición más importante de la Liga Gallega de Eslalon Olímpico. En la clasificación final por Clubes, los Teixugos finalizaron en tercero lugar.

Esta será probablemente la última competición de eslalon a nivel autonómico y estatal que veamos este año, ya que la Federación Española tomó la decisión de no celebrar competiciones oficiales hasta el próximo año.

A nivel internacional, el teixugo Luis Pereira se encuentra en estos momentos en la ciudad de Praga para asistir a los Campeonatos Europeos de Eslalon, en el que también estarán los gallegos Daniel Pérez y Ainhoa Lameiro del Club Piragüismo Penedo Te Importa.