El pasado sábado por la tarde se realizó en Baiona, un simulacro de una persona que se cayó al mar desde la Carabela La Pinta y su posterior rescate.

Usuarios de la Playa A Ribeira (que no sabían nada), advirtieron a los voluntarios de Protección Civil de que una persona se había caída al mar desde la carabela. Uno de ellos se tiró al agua para socorrerlo. La presunta víctima, otro voluntario de Protección Civil, padecía politraumatismo por la altura de la caída.

“Se procedió a la extracción del accidentado con la ayuda de la lancha del club de yates, que lo trasladó a sus dependencias. Tras los primeros auxilios, fue evacuado a un hospital de referencia”, relató Efrén Vicente, coordinador de playas de Salvamento y Socorrismo del Val Miñor.

«Estos ejercicios», indica el coordinador, «son obligatorios y se realiza uno al mes en cada concello. Se hacen para mejorar las técnicas de rescate y extracción de una persona del mar. Al mismo tiempo, estos adiestramientos sirven para que los voluntarios aprendan a realizar un salvamento y corregir los posibles errores».