ALFREDO // Archivo

El Concello de A Guarda mantendrá las medidas de ahorro y el fomento del uso responsable del agua ante la situación de prealerta hidrológica anunciada por la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación Territorial, a través de Augas de Galicia, el pasado 15 de enero.

Esta nueva situación afecta a varios sistemas de explotación de la demarcación hidrográfica de Galicia-Costa en el que se incluye el municipio guardés, una vez desactivado el estado previo de alerta hidrológica. Sin embargo, según informan desde la Xunta, la atípica situación meteorológica de los últimos meses hace necesario un esfuerzo conjunto con el fin de alcanzar la total recuperación de la normalidad hidrológica.

Se requiere a los vecinos de A Guarda, en esta línea, que mantengan las medidas de ahorro en los hogares minimizando el consumo de agua, especialmente en los usos no imprescindibles.

El Ayuntamiento demandó de Tui durante el peor período de la sequía -entre los meses de septiembre y diciembre de 2017- cerca de 200 metros cúbicos diarios de agua para el suministro municipal, sobre un consumo diario total de cerca de 1.900 metros cúbicos.

En la misma época, se buscaron soluciones ante posibles crisis hídricas en el futuro, por lo que el Ayuntamiento realizó una captación de aguas subterráneas en la zona de Casás con un caudal de 350 metros cúbicos por día. Eso significará, una vez el pozo esté en funcionamiento, que A Guarda podrá autoabastecerse incluso en los períodos de sequía más acusados. La falta de conectar el nuevo pozo al depósito regulador del Monte Torroso, el Ayuntamiento de A Guarda solicitará la colaboración de Augas de Galicia para completar el proceso y poner en marcha a nuevo suministro hídrica.