Investigan el abandono de una oveja muerta en Nigrán
BANDALLO // La oveja muerta en Vilariño, Nigrán

Cuando los vecinos de Penalba, en la parroquia gondomareña de Vilaza, salieron el pasado martes a dar un paseo por las sendas frondosas de la zona, no se iban a imaginar que se encontrarían con una enorme oveja muerta en su camino.

Al parecer, el propietario del animal llevó la oveja en un tractor hasta el lugar y la abandonó después de que falleciera. “Probablemente para no pagar los gastos que supone la recogida y tratamiento de animales muertos” relataron a Telemariñas los vecinos. El precio que establece la Consellería do Medio Rural para la retirada de animales muertos y de su posterior tratamiento es de 0,28 euros/kg, excepto para bovino que es de 0,47 euros/kg.

La oveja, ya putrefacta, está próxima a las casas y a un camino por donde pasean diariamente muchas personas e incluso niños. “El olor ya empieza a ser insoportable” comentó Urbano, uno de los vecinos afectados. Este vecino avisó el pasado martes a la Policía Local de Gondomar, que se personó en el lugar pero no pudo hacerse cargo, ya que la oveja se encuentra en Vilariño, dentro del término municipal de Nigrán.

Ahora estamos a la espera de que las autoridades de Nigrán se hagan cargo de la oveja porque el olor ya empieza a ser insoportable y es un foco de infección e insalubridad, por lo que solicitamos urgentemente la retirada del animal muerto” indicó Urbano.