CEDIDA // LA casa quedó completamente arrasada por las llamas

Los incendios que asolaron Galicia el pasado fin de semana, arrasaron por completo la vivienda de una familia de Nigrán, que lo perdieron todo.

El propietario, Ricardo Rodríguez Piñeiro, afirma que sólo pudieron recuperar un álbum de fotos de su hija. “A parte de eso, nos quedamos con una maleta que traía yo en el coche porque había estado de viaje”, comentaba este jueves en la tienda de pinturas que regenta en A Ramallosa.

Rodríguez cree que la vivienda habrá que derribarla ya que la estructura quedó seriamente dañada, por lo que tendrá que reconstruirla de nuevo. Desde el consistorio les han informado de las ayudas que la Xunta destinará a los afectados por los incendios. “Si algo recibimos, bienvenido sea”.

Atrás quedan los recuerdos, los momentos felices en familia. Todo una vida perdida en un minuto. “Llevábamos aquí 32 años viviendo. Agradezco a todos los familiares y amigos la ayuda que nos están prestando en este momento”, afirma.

Su mujer, Trini, indica que “la casa hay que tirarla porque se quemó todo, está a punto de caer, de hecho, la han precintado por peligro a derrumbe”. Antes de que se quemara la casa, fueron desalojados por la policía. Ahora están realojados en casas de familiares. Al lado de la vivienda siniestrada está la casa de unos sobrinos y al otro lado la de su madre.

BANDALLO // Ricardo Rodríguez, propietario de la vivienda