“Somos el gobierno más estable que tuvo Oia a lo largo de su historia”

El grupo socialista en el Concello de Oia, que lleva casi dos meses y medio al frente del consistorio municipal gracias al apoyó del BNG y de Converxencia Galega, remite un comunicado a los vecinos de la villa después de que uno de sus socios en el Concello esté barajando la posibilidad de hacer una moción de censura, junto con los cuatro ediles del PP en el salón de plenos, y así conseguir la mayoría absoluta para poder arrebatar el bastón de mando a la alcaldesa socialista Rosa Otero.

En ese comunicado de prensa remitido a los medios aseguran que “el gobierno actual de Oia lleva dos meses adoptando las decisiones que considera más adecuada para el interés de todos los vecinos de Oia, guiándose exclusivamente por el interés general”, y continúa “ ese es el objetivo de nuestra actuación y seguirá siéndolo”, en ese comunicado acusan al anterior gobierno del PP de no preocuparse por los vecinos en los últimos doce años.

El actual gobierno de la corporación asegura que comenzaron la andadura municipal con ilusión y talante democrático, facilitando la celebración de sesiones plenarias mensuales a fin de hacer posible una relación fluida con los otro grupos políticos y con los vecinos pero acusan al anterior alcalde, Alejandro Rodríguez, de usar este talante para convertir los plenos en batallas campales y afirman de que “tiene una idea equivocada, que por hablar más alto e insultar más, tenga más razón”.

La nota de prensa continua diciendo de que se les acusa de ser un gobierno inestable, aunque aseguran, que no lo es y relatan que “es el gobierno más estable que tuvo Oia a lo largo de su historia”.

También hacen mención a los concejales de converxencia galega y les recuerdan que no es cierto que quisieran un pacto ya que hubo conversaciones más que suficientes y afirman que toda su campaña giró en torno a la necesidad de echar al anterior alcalde al frente del sillón, y si realmente quisieran participar del gobierno municipal tendrían hablado con ellos.

El comunicado termina recordándoles a los tres concejales de Converxencia Galega que la campaña electoral terminó hace tiempo y si quieren negociar con el PP para conseguir el gobierno que lo hagan, “no hay que usar el recurso de la moción de censura constantemente con amenazas y forma de desestabilizar el gobierno municipal”.