GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil del Puesto de Gondomar investiga penalmente a un vecino de Nigrán, que fue sorprendido infraganti cuando estaba sustrayendo vigas de madera que se encontraban almacenadas al borde de la carretera PO-331 que une Porriño con Gondomar.

Los hechos sucedieron el jueves de la semana pasada, sobre las diez de la noche, cuando un componente del Puesto de la Guardia Civil de Gondomar se desplazaba vestido de paisano, en su vehículo particular, para iniciar el turno de noche. Al pasar por el barrio de A Ameixeira se percató de que había una furgoneta estacionada al borde de la carretera con el portón trasero abierto, próxima a una zona donde se almacenan materiales de una empresa constructora.

Las sospechas se despejaron inmediatamente cuando este guardia civil dio la vuelta para comprobar lo que estaba pasando y se encuentra con una persona escondida detrás de la furgoneta, que ya tenía siete vigas de madera cargadas en su interior.

Previa acreditación de su condición de agente de la autoridad procedió a la identificación de esta persona, que resultó ser un vecino de Nigrán, al que, después de restituir las vigas al lugar de donde las había sustraído, se le notifica su condición de investigado como presunto autor de un delito de hurto.

Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo.

INFO: GUARDIA CIVIL