Durante el pasado año, la Asociación SOS Tomiño Baixo Miño entregó más de 176 toneladas de alimentos. Cada quince días reaprtieron cajas de alimentos en los concellos de Tui, Tomiño O Rosal y Oia y han atendido a una media de 150 familias cada quincena.

El año 2020 comenzó con un censo de 129 familias, que se correspondía con unas 400 personas. En el mes de diciembre, el total de familias ascendió hasta la cifra de 156, correspondiéndose con 481 personas atendidas.

Estas cifras se reparten de la forma siguiente:

  • 35 familias en Tomiño.
  • 84 familias en Tui.
  • 13 familias en O Rosal.
  • 24 familias en Oia.

A lo largo del pasado año entregaron 176.867 kg de alimentos:

  • 35.253 kg. en Tomiño.
  • 111.639 kg. en Tui.
  • 9.944 kg. en O Rosal.
  • 20.031 kg. en Oia.

La pandemia de la COVID-19 supuso desde el mes de marzo muchos cambios en la forma de trabajar en la Asociación. Han tenido que adoptar nuevas medidas de seguridad e higiene en el almacén y durante el reparto. También fue necesario proteger a los voluntarios que trabajan en el proyecto y, por supuesto, a los beneficiarios que se atienden.

La forma de trabajar se ha adaptado a las nuevas necesidades. Han tenido que cerrar las oficinas de atención al público y han derivado sus funciones a una página web, a través de la cual, han ido gestionando la documentación de los usuarios.

También han entregado entre sus voluntarios y beneficiarios un total de 35.168 mascarillas, 22.910 guantes, 189 botes de gel hidroalcohólico y 179 garrafas de líquido desinfectante.

Todo este trabajo fue posible gracias a la colaboración de empresas y también de las diferentes administraciones. Es importante destacar la donación de particulares, tanto en forma de alimentos como de servicios y la colaboración constante del Banco de Alimentos de Vigo.

El trabajo de los voluntarios es lo que permite que el proyecto de la Asociación siga adelante. Su labor es difícil de cuantificar tanto por el trabajo que realizan en el almacén, controlando y clasificando alimentos, como en la recogida de alimentos, en la elaboración de los lotes de alimentos que se entregan a cada beneficiario, en el reparto quincenal, en la atención a las familias, en la gestión de la documentación, en la gestión de la página web, etc.

Cada una de estas funciones, todas ellas esenciales, y realizada de forma callada y anónima, es fundamental para que esta Asociación pueda continuar su trabajo con las familias que nos necesitan. Sin ellos, nada sería posible.