La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio y el Instituto de Conservação da Natureza e das Florestas (ICNF) soltaron esta mañana 6.000 ejemplares de alevines de salmón en el tramo internacional del Miño, a la altura de Tui, con el objetivo de mejorar el estado de conservación del salmón atlántico en el río.

Esta nueva acción entre la Xunta y el Gobierno portugués forma parte del proyecto de cooperación transfronteriza Migramiño, liderazgo por la Dirección General de Patrimonio Natural y que busca la protección y conservación de pescados migradores en el tramo internacional del Miño y en sus afluentes.

La suelta de salmones realizada hoy se encuadra en una de las actividades de este proyecto, concretamente en la de refuerzo y mejora de las poblaciones de pescados migradores. Debido a la sequía que afectó a Galicia este otoño no se pudieron hacer sueltas en los afluentes de ambos márgenes, por lo que Patrimonio Natural y el ICNF decidieron aplazar las sueltas hasta la primavera y soltar los alevines en la fase de esguín, justo antes de su migración hacia el mar.

La suelta de los 6.000 esguines se realizó desde la Comandancia Naval de Tui y durante el proceso, los técnicos gallegos y portugueses contaron con la colaboración de las armadas portuguesa y española.