ALFREDO // Técnicas de protección en el Monte Alba de Vigo

Técnicos de diferentes departamentos de la Xunta comenzarán esta semana a trabajar para evaluar la situación de los incendios forestales y planificar las medidas necesarias de actuación sobre los terrenos, con el fin de evitar el arrastre de cenizas y favorecer la recuperación de la vegetación, así como el control de la calidad del agua. La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, explicó que se le dará prioridad a los fuegos que afectaron más de 300 hectáreas, sin descuidar otros de menor extensión pero que afectaron zonas sensibles.

Todos estos trabajos forman parte de la actuación integral de la Xunta frente a ola de fuegos, que tal como explicó la conselleira se centró en un primer momento en extinguir los incendios para apoyar los damnificados mediante líneas de ayudas específicas y que ahora se enfocan en el territorio y el medio natural, para protegerlo y fomentar su recuperación.

La titular de Medio Rural presidió la mesa de coordinación de acciones técnicas post-incendios, como primer paso en la toma de decisiones técnicas tras la ola de fuegos. En ella participaron cerca de 40 personas pertenecientes a distintas consellerías. Así, además de Medio Rural, con responsables del servicio de prevención y extinción de incendios, de fomento forestal y de las cuatro provincias gallegas, también hubo personal de la Consellería de Presidencia, Administracións Públicas y Xustiza; de Medio Ambiente con portavoces de Augas de Galicia; y de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural. También acudió personal de la Consellería de Sanidad, de Política Social y del Mar, así como representantes de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil. A mayores, participó el presidente de la Federación Gallega de Municipios y Provincias, Alfredo García.

La conselleira destacó, tras este encuentro de trabajo, la importancia de coordinar la información sobre lo sucedido y la actuación posterior, para optimizar los esfuerzos de todos los agentes implicados. Se trata, añadió, de reforzar “la coordinación y evitar la improvisación”. En este sentido mencionó en particular a los ayuntamientos, que segundo dijo tienen un papel fundamental –además del de la propia Xunta– en estas tareas de recuperación y agradeció por eso la presencia en este encuentro del presidente de la Fegamp.

Técnicas de protección

Ángeles Vázquez señaló que, entre otras medidas, se estudiará el uso de técnicas de protección del suelo como el mulching o el helimulching (utilizar una cobertura de paja en las zonas quemadas, para evitar arrastres), así como la instalación de barreras y mismo de mallas de hielo-textil en áreas al lado del mar, para proteger los bancos marisqueros. Además, la titular de Medio Rural dijo que en los trabajos técnicos participarán expertos del Centro de Formación y Experimentación Agroforestal de Lourizán, que coordinarán los estudios preceptivos para determinar las zonas y medidas de actuación.