Terras Gaudas reduce en un 20 % el impacto medioambiental en el viñedo
ALFREDO

Esta mañana en rueda de prensa, el director técnico de Terras Gauda, Emilio Rodríguez Canas, informó que la bodega de O Baixo Miño logró minimizar durante los últimos tres años hasta en un 20 % el impacto medioambiental en el viñedo gracias al desarrollo del proyecto Foodie.

En el marco de este estudio, se ha diseñado un software exclusivo para la bodega que analiza e interpreta en tiempo real la información obtenida por sensores instalados en todas las parcelas, los datos recabados de los satélites europeos y el registro de actividades actuales y de años previos en la viña.

La viticultura de precisión es una realidad en Terras Gauda, después de dos campañas trabajando con el software y la plataforma Cultiva, cuyos beneficios se han constatado en una mayor sostenibilidad medioambiental por los tratamientos y abonos.

El sistema detecta las parcelas donde es necesaria una intervención para no tener que hacerlo de manera general en todas, ahorrando costes de producción y reduciendo la contaminación. Por ejemplo, envía notificaciones sobre las zonas en las que se este produciendo una elevada incidencia de mildiu. “Usamos menos producto porque no hemos tratado de forma sistemática todo el área productiva”, explicó el director técnico.

Gracias a estas recomendaciones precisas en función de las necesidades de cada parcela, la empresa consigue disminuir en un 20 % las aplicaciones fitosanitarias y un 15 % el empleo de abono. Además ha logrado una reducción de la emisión de CO 2 a la atmósfera al reducir el empleo de combustible de la maquinaria.

La obtención de datos en tiempo real permite además tomar decisiones de manera inmediata para atajar a tiempo cualquier problema que se presente en la viñas.

ALFREDO