CEDIDA

El Concello de Tomiño inició nuevas obras en el mercado municipal para el acondicionamiento de sus instalaciones, motivo por el cual obligará a cerrar el primero piso de la plaza de abastos, todas las tardes, hasta el próximo viernes 17 de noviembre.

Estas obras no afectarán al resto de las instalaciones en la planta baja, que mantendrá su actividad habitual.

Con un presupuesto de 20.589 euros, las obras cuentan con una subvención de 10.294 euros de la Consellería de Economía, Empleo e Industria concedido a través de la Dirección General de Comercio y Consumo de la Xunta de Galicia, al amparo de la convocatoria de ayudas para la consecución de mercados de excelencia en los distintos Concellos gallegos y para la mejora de los recintos donde se desarrolla el comercio no sedentario.

Las obras, que comenzaron este mismo lunes, contemplan el acondicionamiento de las instalaciones de la plaza de abastos con la colocación de un pavimento técnico vinílico; la incorporación de elementos de reducción del impacto de la radiación solar, como un sistema de sombreado en la zona de pescadería; la creación y acondicionamiento de un espacio multifuncional para actividades que complementen la actividad comercial y la rotulación exterior del edificio.

Además, se llevarán a cabo mejoras en el interior, acomodando las instalaciones para conseguir una imagen integral y homogénea de los puestos de venta y áreas común, así como en la señalización y en la rotulación interior. Por otra parte, también se desarrollarán elementos de exposición de identificación de productos y precios.

Esta iniciativa cuenta además con una partida de más de 700 euros para desarrollar distintas actividades de formación dirigidas a los vendedores que tienen sus puestos en el mercado.