El Concello de Tomiño llevará a cabo obras de reforma y acondicionamiento en la vía de acceso a San Salvador de Tebra, que conecta la carretera PO-344 con la plaza principal de la parroquia.

Esta mañana estuvieron visitando el lugar la alcaldesa de Tomiño, Sandra González, la concejala de Medio Ambiente, Ana Belén Casaleiro, el concejal de Servicios Públicos, Lois Vázquez Calvo, y el arquitecto encargado del diseño, Xavier Pousa, donde se reunieron con varios vecinos para enseñarles el proyecto.

La intervención supondrá una renovación completa del tramo, intentando darle coherencia con la urbanización de la plaza ubicada en las cercanías de la Iglesia y del Centro Cultural, empleando materiales similares a los utilizados en este espacio. La actuación se hacía necesaria para acondicionar un espacio que llevaba acumulando un notable deterioro, especialmente en el pavimento de las zonas peatonales.

El proyecto formula una modificación en la sección de la vía, actualmente formada por dos carriles para tráfico rodado, aceras a ambos lados y cuentan con un ancho bastante reducido. La intervención intentará ampliar las zonas de uso peatonal y reducir la de uso rodado, pasando a tener la calzada 5,30 metros de ancho frente a los 6,90 actuales, lo que permitirá reducir la velocidad de los vehículos, pero manteniendo la doble dirección.

El espacio restante irá destinado al uso peatonal, distribuido en dos aceras: una de un metro de ancho en el margen izquierdo y otra de 2,5 metros, cumpliendo de este modo la última con la normativa de accesibilidad. En la acera más ancha, situada en el margen derecho, el alumbrado público irá acompañado de árboles de tipo ornamental. Toda la vía estará a la misma altura, haciéndola completamente accesible, empleando aglomerado asfáltico para el pavimento rodado y hormigón pulido colorado para las zonas peatonales.

El proyecto se encuentra pendiente de adjudicación y cuenta con un presupuesto base de 107.366,02 euros, que serán será financiados al amparo del Plan Concello 2020.