La Plaza de O Seixo y el Concello de Tomiño.
RUBENS // La Plaza de O Seixo y el Concello de Tomiño.

El Concello de Tomiño aprobó de forma inicial, ayer en pleno, un Reglamento de Emergencia Social, con el propósito de establecer dentro de su Programa de Inclusión Social, un conjunto de derechos y recursos de carácter municipal, para la ciudadanía en riesgo de exclusión.

El texto normativo regula las condiciones de acceso a las prestaciones municipales contempladas en la ordenanza. “Las prestaciones recogidas en esta ordenanza son prestaciones económicas de pago único que tienen por objeto, atender situaciones de carácter urgente, transitorio, puntual y previsiblemente no repetible. Estas situaciones deberán estar coordinadas en un proceso de intervención social que incluya un análisis de la situación individual y familiar, por parte de la trabajadora social de referencia”, explica el artículo 4.

La concejal de Bienestar Social, Cristina Martínez, explicó que podrán ser beneficiarias de estas ayudas, las personas individuales o unidades familiares empadronadas y residentes en el Concello, que carezcan de medios económicos, y en las que concurran factores de riesgo o emergencia social y necesiten de una ayuda para satisfacer sus necesidades básicas, siempre como un apoyo a la intervención social.

El reglamento aprobado ayer en pleno establece los requisitos y condiciones que deberán reunir las personas beneficiarias para poder acceder a dichas ayudas.

En la sesión, de carácter común, se aprobó también una modificación de la Ordenanza municipal de gestión de biomasa, con el fin de establecer las condiciones para la gestión de la biomasa y la fijación de distancias para plantaciones, nos terrenos urbanos, de núcleo rural o urbanizables de Tomiño.