El Concello de Tomiño avanza en la rehabilitación energética del edificio de usos múltiples anexo al mercado de Goián (el segundo núcleo urbano del municipio), gracias a una ayuda del IDAE (Instituto de Diversificación y Ahorro Energético) cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), para proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono.

El objetivo de la obra, que aún está sin finalizar (planta superior y terraza) son, principalmente, los de eficiencia energética, por lo que es necesario llevar a cabo la rehabilitación energética de la fachada con un sistema de aislamiento exterior, así como la reforma de la terraza y la renovación de la cubierta e instalación de nueva carpintería de aluminio con triple acristalamiento y marco de cinco cámaras.

El principal inconveniente se encontraba en los problemas de condensación, filtraciones y de ausencia de aislamiento térmico en toda la envolvente, lo que provocaba un elevado consumo energético para acondicionar el interior, tanto en invierno, como en verano, produciéndose grandes pérdidas de energía. En este sentido, se calcula que el ahorro energético será muy importante (de 134.952,46 Kwh al año a 62.031,46), pasando de una cualificación energética E la una C. Asimismo, se conseguirá una reducción de gases de efecto invernadero de más del 50%, pasando de 22.850 a 10.500 KgCO2 al año.

El presupuesto total de las obras asciende a 288.197,80 euros, cubriendo el 80% de esta cantidad el IDAE, y el resto, el propio Concello.

Se da la circunstancia de que el edificio, construido en el año 1950, está incluido en el Catálogo de Patrimonio con protección ambiental, por lo que todas las actuaciones necesitaron la autorización de la Consellería de Patrimonio.

Con esta nueva subvención, ya son cinco grandes proyectos con financiación del IDAE que el gobierno local fue quien de conseguir en los últimos años, logrando la aportación de fondos por un importe superior a 1.3 millones de euros, que se dedicaron a la rehabilitación energética de diferentes edificios públicos (Benestar Social, Policía Local, Concello, Escola Obradoiro) y a la reconfiguración de espacios públicos en Goián.

Espacio para la juventud

Paralelamente a la obra, el Concello está trabajando en la redacción de un proyecto sobre los usos a que se dedicará esta parte importante del edificio de la antigua plaza de abastos, destinando otra partida de 60.000 euros de fondos propios para reformar el interior de dicho espacio. Existe la intención de crear un espacio para la juventud de Goián, con la habilitación de zonas destinadas a la creación de iniciativas empresariales vinculadas al arte y a otros proyectos creativos; co-working, etc.

La planta baja de la edificación se inauguró provisionalmente el pasado día 2 de julio, con una magnífica exposición del reconocido escultor de Goián, Magín Picallo, que permanece abierta hasta el próximo domingo, 10 de julio, coincidiendo con las fiestas de la parroquia.