El Concello de Tomiño viene de finalizar las obras de renovación total del tendido eléctrico en las parroquias de Pinzás y Barrantes. La intervención consistió en la reposición total del cableado y colocación de lámparas de led en más de 110 farolas. Al mismo tiempo, se cambiaron postes de madera por otros de hormigón.

En Cristelos ( Barrantes), se hicieron los mismos trabajos que en Vilachán do Monte y Rotea Vella, que eran los lugares que faltaban por completar. La inversión en las dos parroquias superó los 9000 euros.

La actuación forma parte del Plan de Eficiencia Energética llevado a cabo por la concejalía de Iluminación Pública que dirige Manuel Álvarez, y a lo que se destinaron 30.000 euros en el ejercicio 2017, y otro tanto en este año, con el fin de optimizar los gastos energéticos y de hacer una racionalización del consumo.