Goián acogió hoy la segunda jornada del Encuentro Internacional del Proyecto Bridge en el que participa Tomiño a la vez que otros 10 socios europeos, con el objeto de crear redes de cooperación en materia transfronteriza e intercambiar buenas prácticas.

Presidida por la alcaldesa Sandra González y su homólogo de Vila Nova de Cerveira, Rui Teixeira, la jornada, celebrada en el salón del Centro Goianés, comenzó con la presentación de la experiencia en cooperación transfronteriza entre Cerveira y Tomiño, basada en el aprovechamiento de recursos común, como la piscina municipal de Cerveira, donde un 60% de los usuarios son españoles, o la escuela de música de Tomiño, a la que acuden habitualmente niños de la localidad lusa.

Al mismo tiempo, se dieron a conocer proyectos de desarrollo impulsados por la Eurocidade Cerveira-Tomiño o por el AECT Río Minho; intercambios musicales y proyectos en red.

En el resto de la mañana se celebraron conferencias sobre buenas prácticas, como las existentes entre universidades gallegas y portuguesas, y una intervención a cargo de un representante de la Dirección General de Política Regional y Urbana de la Comisión Europea.

El Proyecto BRIDGE, coordinado por la Câmara Municipal de Vila Nova de Cerveira y financiado por el Programa Europa para ciudadanos de la Unión Europea, integra 11 entidades y municipios transfronterizos de 11 países, con el fin de promover la ciudadanía y la cohesión social al otro lado de las fronteras. Así, en el proyecto participan, además de Tomiño y Cerveira, entidades de Bulgaria, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, Italia, Chipre, Lituania, Letonia y Serbia.

Durante la ejecución del proyecto, hasta octubre de 2022, los participantes analizarán las causas que alimentan la xenofobia y el euro escepticismo en muchos países, presentando posibles soluciones para garantizar que las regiones transfronterizas de la Unión Europea puedan, a través de sus propios medios, contribuir a la mejora de la ciudadanía europea.

El de estos días es el primer encuentro que se llevarán a cabo en diferentes países de Europa, y en los que se abordarán temas relacionados con la financiación de programas y oportunidades para promover la cooperación transfronteriza y europea; los problemas causados por la suspensión del Tratado de Schengen durante la pandemia; iniciativas de cooperación transfronteriza en las áreas social, cultural, ambiental y de ciudadanía o las dificultades legales que existen en la actualidad.