Dentro de la campaña “Enche o teu monte de vida autóctona”; puesto en marcha por el Concello de Tomiño para conmemorar los días de los bosques y del árbol, la Concellalía de Medio Rural, que dirige Ana Belén Casaleiro, hizo entrega hoy del primer lote de plantas forestales frondosas y autóctonas con el fin de contribuir a repoblar zonas de franjas secundarias en las que se requirió al vecindario, una gestión correcta de la biomasa y donde se prohíben árboles como pino, eucalipto y acacia, siguiendo las indicaciones de la Ley de prevención de incendios forestales.

Así, varias personas titulares de parcelas en franja secundaria bien gestionadas, y que solicitaran vales, desde el día 21 de marzo (Día de los Bosques), en el departamento de Medio Rural, recogieron esta mañana nada menos que 563 árboles de especies como castaño, roble, alcornoque, laurel, cerezo, nogal, encina, acebo, érbedo y abedul.

Do que se trata é de concienciar á cidadanía sobre os beneficios de plantar especies frondosas autóctonas e, dado que en moitos casos se lle obriga a cortar as que tiña, valore a opción de plantar árbores permitidas nestas franxas”, comenta la concejal del área.

El vecindario, por su parte, valoró positivamente la acción. “Está ben esta campaña para poder repoboar ás fincas, xa que tivemos que cortar moitas árbores” explicaban las primeras personas que se acercaron a recoger las plantas esta mañana.

El Concello de Tomiño, con una superficie total de faja secundaria de 797,51 hectáreas, invirtió unos 3.000 euros en la compra de 1.600 unidades de las 10 especies autóctonas. Hasta el momento son 781 las plantas solicitadas y concedidas, por lo que, en los próximos días, se realizará una nueva entrega.

Las personas propietarias que hayan limpiado sus parcelas conforme a la ley; especialmente en las dos parroquias consideradas prioritarias por el riesgo de incendio (Forcadela y Tomiño), tienen de plazo para recoger los vales hasta el día 28 de junio (Día del Árbol) en la oficina de Medio Ambiente del Concello (1º piso).

La técnica del departamento entregará los vales para ir a recoger las plantas después de comprobar, a través de fotografías, la limpieza realizada previamente.

El número de árboles entregados a cada titular dependerá del tamaño de la parcela, contando un árbol por cada 25 metros cuadrados (con un límite de 100 ejemplares) hasta agotar existencias.

Desde el departamento de Medio Rural recuerdan que las nuevas especies frondosas deberán plantarse a más de 15 metros de las viviendas; a 2 m de los colindantes y caminos públicos, y a 4 m de carreteras de más de 5 metros de ancho.