Archivo

El calor vuelve a instalarse en Galicia y se disparan las alertas por las olas de incendios que cada año afectan al ámbito forestal más urbano de los municipios gallegos, aquellos terrenos forestales más próximos a los núcleos habitados.

Dentro de las medidas adoptadas para evitar los fuegos y cumplir la normativa autonómica de prevención y defensa contra los incendios, el Concello de Tomiño ya envió 209 notificaciones a los propietarios de distintas fincas para que lleven a cabo las tareas de limpieza necesarias para evitar riesgos.

En estos momentos, los servicios municipales tienen abiertos 397 expedientes, la mayoría de ellos (273) abiertos a instancia de particulares. Por su parte, el Concello abrió de oficio un total de 124 expedientes. Hasta ahora están afectadas 93 parcelas según la Ley de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia y otras 304 por la ordenanza municipal de gestión de biomasa BOP.