En total 40 viviendas de los barrios de Vilachán y Arrotea, así como otras tres de Estás, contarán en breve con acceso directo a la red de saneamiento.

El Concello de Tomiño ha previsto que la adjudicación de las obras esté cerrada antes de final de año y que los trabajos de ampliación de la red de saneamiento en estas zonas comience a mediados del mes de enero. Se prevé que las obras estén finalizadas en cuatro meses.

El concejal de Obras y Saneamiento, Francisco Campos, mantuvo esta semana una reunión con los vecinos afectados para explicarles en que consistirán las obras y como darse de alta, ya que todos aquellos ciudadanos que hagan la conexión en el momento de la construcción del tramo de saneamiento tendrán una bonificación gracias al convenio del Concello con la empresa concesionaria, que sirve para unificar y abaratar costes a los tomiñeses.

Durante la reunión informativa, Campos también explicó a los presentes a normativa tanto autonómica como municipal que obliga a conectarse a la red de saneamiento a todas aquellas viviendas que tengan un acceso a menos de 50 metros de su propiedad. Para cumplir con esta normativa, el Concello de Tomiño ya puso en marcha estos días una campaña de envío de cartas para convencer a los vecinos a conectarse a la red o bien a acudir a las dependencias municipales para estudiar la problemática asociada a cada caso en particular y que puede estar dificultando o impidiendo las conexiones.

Estas obras forman parte de la iniciativa del Concello para seguir ampliando el saneamiento en el municipio, con una red que pasó de cubrir tan sólo el 20% de las viviendas en 2007 a dar servicio al 70% de las propiedades tomiñesas este año. Para lograrlo, el gobierno municipal invirtió unos 6,5 millones de euros en la ampliación de la red de saneamiento.