Un año más, el Concello de Tomiño acomete obras de arreglo y mejora de varias carreteras y aceras en distintas zonas del municipio.

En esta ocasión se trata de la zona de Camiño Novo, entre la rotonda de A Pedra y el barrio de Pazos, en la parroquia de Tomiño, donde con cargo al Plan Cocnellos, de la Diputación Provincial, está recogiéndose aguas pluviales y colocando tuberías para cables enterrados de iluminación pública. Al mismo tiempo, se procede a mejorar el asfaltado existente y las aceras, con la creación de una senda peatonal de cerca de un kilómetro de longitud.

La idea del gobierno local, según explica el concejal de Obras, Fran Campo Lago, es seguir con la mejora de esta carretera hasta Barrantes.

Por otra parte, en el barrio de A Rocha (Tomiño), se está acometiendo en estos días otra obra de mejoras y creación de senda peatonal a lo largo de unos 200 metros, entre A Rocha y Souto, también con recogida de pluviales y tuberías de cables para alumbrado.

De forma simultánea, se está arreglando caminos rurales de las parroquia de Forcadela (Gabín), Barrantes (Pazos), Tomiño (Barro y Pousadela) y Piñeiro ( Bouzón), dentro del Plan de Mejora de Caminos Municipales 2017-2018, por un importe superior a los 70.000 euros.