CEP Pedro Caselles

Los centros escolares de Tomiño ya están para la vuelta al cole. El Concello invirtió más de 60.000 euros en la mejora, reforma y mantenimiento de los centros educativos de Infantil y Primaria que se llevaron a cabo durante los meses de verano. Estas obras fueron gestionadas de manera coordinada por la concejal de Educación, Cristina Martínez, y el concejal de Obras, Alexandre Pérez, y responden a actuaciones solicitadas y consensuadas previamente con las direcciones de todos los centros escolares. Estas obras “van encamiñadas a colaborar nunha progresiva modernización tecnolóxica das aulas a un maior benestar do alumnado”.

En esta ocasión, los trabajos de mayor envergadura se realizaron en las unitarias del CRA Manuel Maestro Garcés, donde se invirtieron más de 20.000 euros. Así, en Vilachán se arregló el aula de Psicomotricidad, se reparó la estructura metálica y pintado exterior, se reformaron los baños de la planta baja, se pintó el interior de las aulas y se cambió la iluminación para seguir avanzando hacia un mayor ahorro energético.

Mientras, en la unitaria de Barro, se pintó el interior, se arregló el techo de la galería de entrada y se cambió la iluminación; en la de Carregal se arregló el piso de entrada exterior de la salida trasera; en Estás se arregló el parque de juegos; en Figueiró se pintó el interior y se cambió la iluminación y en Vilameán se remodeló la zona de ocio, con el arreglo de las instalaciones ya existentes y la colocación de nuevos juegos. Además, se dotó de deshumidificadores a todas las unitarias del CRA.

El Concello también realizó importantes reformas este verano en los centros de Primaria, como el arreglo de canalones y cubiertas en todos ellos, obras en las que se invirtieron más de 24.000 euros. En el CEP Pedro Caselles se arregló el suelo de los baños del gimnasio y se modificó la altura de los urinarios; se arreglaron las tuberías de los baños, se revisaron llaves, duchas…; se instaló un aula de informática, con mobiliario, pintado y cambio de iluminación; se mejoró el aula matinal con armarios, pintado, iluminación, mobiliario y otros; y se hicieron varias reparaciones en la cubierta y en el canalón.

Por su parte, en el CEIP de Barrantes se cambió el suelo en el aula de música, en Sobrada se instaló una zona de juegos y en Tebra se arreglaron los baños del pabellón, se pintó la biblioteca y dirección y se creó una zona de juegos exterior. En el CEIP Pintor Antonio Fernández de Goián se cambiaron las cisternas en Infantil y se están llevando a cabo los trabajos de acondicionamiento interior y de la ampliación del patio en 1.000 metros, junto con el posterior cierre. Con estas obras se incorpora al patio un hermoso bosque de robles del que podrán disfrutar los niños.

Los dos centros de la Galiña Azul del municipio también fueron reformados. Además de la protección de madera exterior en las dos escuelas, en la de Goián se reparó el lavavajillas y se instaló un timbre y en la de Tomiño se colocaron estanterías de almacén; se pintaron aulas, oficina y puertas; se colocaron sillas de oficina y para atención al público; y se instalaron fontanería, desagües y electricidad para la colocación de una lavadora y secadora, entre otros trabajos. La inversión total en todas estas obras de mejora ascendió a unos 6.000 euros. Por otro lado, el Concello colocó estanterías para la ANPA del IES Antón Alonso Ríos.

En todos estos centros se revisaron las instalaciones de electricidad, fontanería y carpintería; se limpiaron y se desbrozaron patios, huertas y areneros y se limpiaron canalones y cubiertas.