CEDIDA

Tomiño acondicionó la senda de cuatro kilómetros con un alto valor paisajístico, histórico y turístico que discurre por la orilla del Miño para el disfrute de vecinos y visitantes en el verano.

Las labores de limpieza y mantenimiento se llevaron a cabo en los dos tramos de la senda, es decir, tanto en el que une la zona de A Ponte da Amizade con el Espacio Fortaleza, como la que se extiende desde este último hasta la playa de Eiras, en O Rosal.

Para este fin, el Concello dispuso dos personas que de forma permanente llevarán a cabo tareas de limpieza y mantenimiento, tanto en las sendas como en el propio Espacio Fortaleza, durante los próximos meses.

El próximo tramo en el que se está trabajando, enlazará este enclave con la antigua comandancia de Forcadela, sumando así más kilómetros de la senda de cara rematarla en Tui.

Esta obras fueron financiadas en parte con fondos europeos, así como parte de los paneles interpretativos con los que cuentan las sendas, ya que la señalización e interpretación es otro de los propósitos del gobierno local.