El Concello de Tomiño comenzó la pasada semana los trabajos de mejora del saneamiento en el barrio de Rexidouro, aprovechando el buen tiempo y la falta de lluvias.

Las mejoras consisten en el enganche de los nuevos ramales de colectores de aguas residuales en los barrios de Rexidouro y A Valle, para conectarlos al colector general ya existente que va a la estación depuradora sita en Figueiró.

Con esta nueva obra, la cantidad total presupuestaria invertida en esta zona asciende a los 800.000 euros, con los que el Concello de Tomiño seguirá prestando un servicio de saneamiento eficiente y de calidad, incorporando 150 nuevas viviendas más a la red.

La previsión inicial es que las obras finalicen entre finales de este año y principios del año que viene, si no surgen imprevistos que puedan retrasar el avance de las actuaciones.