El Concello de Tomiño pone a punto los parques infantiles del municipio tras finalizar diversas obras de construcción y mejora, con una inversión total que superó los 380.000 euros. Estas actuaciones tienen como objetivo hacer de los parques espacios más inclusivos, pensados para niños con todo tipo de capacidades, y que inviten al juego en grupo.

Son dos los nuevos parques que fueron construidos, el parque del Campo da Feria y el de Goián. El parque de Goián fue financiado por el Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra. Ambos espacios fueron realizados por petición expresa del Consello da Infancia e da Adolescencia de Tomiño.

En el caso del Campo da Feria, cuenta con un espacio verde y de descanso en el que se realizó una reordenación del espacio y se colocaron nuevos elementos de juego, se potenciaron los espacios de sombra que acerca la vegetación existente y se renovaron el  mobiliario urbano y las luminarias.

Por su parte, el parque de la Praza da Mina, en O Seixo, fue totalmente renovado, acondicionándose para que los más pequeños, incluyendo bebés, puedan jugar en él, con suelo acolchado y juegos inclusivos. Desde que finalizaron los trabajos de mejora, todos los eventos al aire libre que organiza el Concello para público infantil se realizan en este parque de la Praza da Mina, que se convirtió en un espacio muy acogedor.

En cuanto a las diferentes parroquias del municipio, en el Parque de Cristelos también se realizaron obras completas de renovación. Entre los elementos de juego colocados en este parque, destacan la tirolina, la excavadora y la pirámide de cuerdas.

En el parque de Pinzás, se llevó a cabo una acción de mantenimiento integral, mientras que se realizaron otro trabajos en el resto de espacios, dentro del Plan de Mejora de los Parques Infantiles. En concreto, se actuó en los parques de Vilachán, Cotro, Carregal, Taborda, Vilachán do Monte, Fontenova y Crucieros en Forcadela, y Gándara, en Sobrada, entre otros. Con estas acciones, buena parte de los parques infantiles del municipio fueron mejorados o renovados.

El Concello emprendió además, con la Policía Local, una acción conjunta para mantener los parques limpios de defecaciones de perros y de colillas, colocando cartelería en el entorno de cada uno de ellos. La finalidad es que la ciudadanía entienda que son espacios de especial protección y los respete como tales, especialmente las áreas de césped artificial, que son utilizadas diariamente por bebés y niños para quien el suelo es también un espacio de juego.