Operarios municipales del Concello de Tomiño comenzaron el pasado mes de septiembre los trabajos de mejora de la carretera que discurre desde el colegio CEIP de Sobrada, hasta la carretera general PO-350.

El Concello detectara en estos últimos tiempos que la carretera necesitaba una obra de mejora, ya que estaba dañada por las raíces de los pinos. De este modo, se retiraron las raíces que deterioraban el firme y se aprovechó para incluir una nueva canalización de las aguas pluviales y hacer un nuevo asfaltado del camino.

El nuevo pavimento, con alrededor de un metro más de anchura que el anterior, permite mejorar la visión en la zona y aumentar la seguridad vial de los vecinos. La inversión aproximada para esta mejora fue de unos 34.000 euros y, además de la aportación del Concello, contó con la con el-financiación de la Xunta de Galicia.