Monte de O Castro en Chandebrito

El Concello de Nigrán insta a la Xunta de Galicia para que sus técnicos estudien urgentemente se existe riesgo real de desprendimiento de piedras en la cumbre del monte de O Castro y, en su caso, tome todas las medidas preventivas al respeto.

A petición de la propia Alcaldía, la Policía Local de Nigrán emitió la semana pasada un informe en el que se alude a un “posible peligro de desprendimiento ante una riada o lluvia” con los consiguientes daños que podría causar tanto en las edificaciones como en las viviendas que se encuentran en la falda del monte, así como en los vehículos que circulan por la calle de la Iglesia y camino de As Pereiras.

Este informe fue remitido ya a la Comunidad de Montes, propietaria del terreno y quien también dio traslado a la Xunta de este tema. A su vez, el alcalde trasladó verbalmente la inquietud al delegado de la Xunta y a los técnicos de Patrimonio en su visita al entorno la semana pasada.

Según se constata, en la ladera Sur y Oeste existen grandes piedras en una zona que presenta una fuerte pendiente y que actualmente no cuenta con vegetación o matorral.

El Concello trasladó el asunto a Comunidad de Montes, propietaria del terreno, y a su vez pide a la Xunta que lo estudie inmediatamente para determinar si efectivamente existe un peligro real o no es así. No queremos alarmar la población, pero preferimos pecar de precavidos”, resume el regidor, Juan González.

Según las últimas cifras aportadas desde las comunidades de montes, en Chandebrito sólo sobrevivieron a los incendios del día 15 de octubre 2 hectáreas del total de 232 que hay de monte comunal, mientras que en la parroquia vecina de Camos sobrevivieron 20 de un total de 370 hectáreas comunales.

Las cifras dan información clara de la magnitud del desastre para Nigrán”, apunta González, quien indica que los técnicos del Concello de Urbanismo y Desarrollo local son los encargados de asesorar a los vecinos en la tramitación de las ayudas para afectados que acaba de aprobar la Xunta de Galicia.