El Concello de Tomiño está llevando a cabo la rehabilitación energética de la antigua Escuela Obradoiro de Goián, consistente en el acondicionamiento y mejora de la envolvente actual del edificio, renovación completa de la cubierta, de una parte, de la fachada, renovación de la carpintería exterior e instalación de un sistema de ventilación con recuperación del calor para renovar el aire interior.

En la actualidad, el consumo energético del edificio es muy alto, puesto que es necesario calentar continuamente el interior para garantizar una temperatura confortable. Además, el edificio sufre otras patologías relacionadas con la situación actual de la envolvente térmica, como son grandes manchas de humedad en el exterior de las fachadas, producidas por la inexistencia de canelones y bajantes provocando que dicha humedad penetre en el interior del edificio.

Con el fin de mejorar la eficiencia energética del inmueble y reducir el gasto en calefacción, se dispondrá un sistema de aislamiento térmico compuesto por placas y revestimiento final. De este modo, se conseguirá reducir las pérdidas de energía y resolver los problemas de humedades por condensación existentes, aportando un acabado renovado.

También se procederá al relevo de la carpintería de madera existentes por otras de PVC de cinco cámaras con vidrio doble, que aumentarán el aislamiento térmico de la envolvente y la estanquidad al aire.

Para aumentar la eficiencia energética en fachadas y cubiertas, se instalará un sistema mecánico de renovación de aire interior con recuperadores de calor, que permitan garantizar una adecuada calidad y salubridad del aire interior sin apenas pérdidas energéticas.

Esta obra es posible gracias a una subvención de 142.203,73 euros otorgada por el IDAE (Instituto de Eficiencia Energética), dentro del Programa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco del programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020, Medida 1. Rehabilitación energética de la envolvente térmica de los edificios municipales. El Concello acerca además una partida de 62.766,89 euros.

Para Fran Campo, concejal responsable del área de Promoción Económica (que visitó las obras con el arquitecto encargado), esta rehabilitación del edificio era muy necesaria para garantizar unas condiciones óptimas a las personas que realizan cursos de formación impulsados por el Concello durante todo el año.