Incendio en Tomiño
RUBENS // Incendio en Tomiño el pasado 10 de agosto de 2015.

A lo largo de los últimos años Galicia ha sufrido una creciente proliferación de incendios en su ámbito forestal más urbano. Aquellos terrenos forestales más próximos a los núcleos habitados y que dejan imágenes tan devastadoras como la ola de incendios sufrida el pasado mes de octubre, con más de 49.000 hectáreas arrasadas.

Dentro de las medidas adoptadas para evitar los fuegos y cumplir la normativa autonómica de prevención y defensa contra incendios, el Concello de Tomiño tramitó este año 2017 un total de 137 denuncias, 29 de ellas de oficio, para que se aplicara la ley y los propietarios ejecutaran las medidas pertinentes, tanto en solares abandonados como en zonas que, aún estando en terreno de núcleo rural, son forestales y continúa en la mayoría de los casos hacia terreno forestal.

Las denuncias afectaron a un total de 312 parcelas. De todos los expedientes abiertos 300 fueron tramitados por el departamento de Medio Rural del Concello de Tomiño, mientras que 11 fueron enviados a otros organismos por no estar dentro de las competencias municipales. Además, se desestimaron otras 12 denuncias por falsas.

El tiempo medio de resolución de los expedientes fue de dos meses, la mayoría solucionados tras enviar una única notificación a los propietarios de las fincas. De este modo, un 70% de los expedientes iniciados en el 2017 ya están resueltos. Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el Concello es la localización de los y de las titulares de los terrenos, ya que muchas veces los datos del catastro están incompletos o son erróneos.

En caso de no localizar al dueño con una primera carta, el procedimiento se amplía enviando una segunda notificación. Si no hay respuesta se publica en el Boletín Oficial del Estado, se dicta orden de ejecución, se publica esta orden de nuevo en el BOE y se procede a la ejecución subsidiaria.

Este año Tomiño solamente tuvo que realizar una ejecución subsidiaria, con un coste de 380 euros. El departamento de Medio Rural, además de gestionar las denuncias, también se encarga de informar a los tomiñeses que lo solicitan de las distintas normativas existentes en las administraciones en cuanto a distancias de las plantaciones en los distintos tipos de suelo presentes en el municipio y los deberes de gestión de biomasa de sus terrenos.