C. Villaverde

El Campo de fiestas del Alivio de Tomiño, acogió este sábado la primera verbena de la pandemia en una prueba piloto de la Xunta. Otros cinco concello de Galicia, Marín, Arteixo, Narón, Carballiño y Mondoñedo, se unieron a la iniciativa.

En Tomiño fueron mil personas, con inscripción previa de forma gratuita, los que pudieron disfrutar desde las 21:00 y hasta las 23:00 horas, de esta prueba piloto amenizada por la orquesta Ocaband. El tiempo amenazaba lluvia, pero las ganas de verbenas, tras año y medio suspendidas, no impidió que los tomiñeses, paraguas en mano, se animaran a bailar las canciones interpretadas por la orquesta.

Esta prueba piloto puesta en marcha por la Xunta para testar este tipo de espectáculos y garantizar la realización de una fiesta segura, fue todo un éxito, gracias, en parte, a los asistentes, que en todo momento mantuvieron la distancia de seguridad y demás normas establecidas para los grupos burbuja.

Además, veinte voluntarios de Protección Civil de Tomiño, Tui, O Rosal y Salceda; la Policía Local al completo y un par de patrullas de la Guardia Civil y Policía Autonómica, también garantizaron que las medidas de seguridad se respetaran para la celebración del evento.

Los accesos al recinto estuvieron operativos desde las 20:00 horas con personal de seguridad controlando el paso. Se establecieron en total cuatro puntos de acceso: dos para salir y dos para entrar. Dos de ellos aptos para personas con movilidad reducida.

En el interior del recinto, además del personal de seguridad ayudando en esta cuestión, había carteles informativos sobre cómo tienen que distribuirse los grupos burbuja,  limitados a 4 personas convivientes.

En Galicia, el sector de las orquestas, con millares de seguidores, generaba hasta el 2019 más de 26 millones de euros y creaba alrededor de 4.000 empleos.

C. Villaverde