Guardia Civil de Tráfico
BANDALLO // Imagen de archivo de la Guardia Civil de Tráfico.

La Guardia Civil de Tráfico de Porriño interceptó el pasado 25 de febrero a un vecino de Tui de 50 años, en el punto kilométrico 31 de la A 55, cuando conducía su vehículo habiendo perdido la vigencia de la autorización para conducir por pérdida de puntos.

Esta persona ya había sido sorprendida e investigada en otras seis ocasiones conduciendo sin la preceptiva autorización, una de ellas el pasado día 19 de febrero en una vía de Tomiño.

Todos estos hechos se pusieron en conocimiento del Juzgado correspondiente, y el conductor, en calidad de investigado, se puede enfrentar a penas de prisión de tres a seis meses, multa de doce a veinticuatro meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.

En caso de apreciar por dichos órganos judiciales multirreincidencia, más de tres sentencias firmes condenatorias, se procederá a intervenir el vehículo de su propiedad.

Por parte de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se dispone de personal especializado para seguir a estos conductores reincidentes tal y como queda demostrado.