Concello y bodegas caminan de la mano para preparar una nueva edición de la «Feira do Viño» de O Rosal, una edición que la organización decidió de forma unánime cambiar de fecha este año para el mes de octubre y así poder celebrarla en la Praza do Calvario, su escenario tradicional, y mantener el dinamismo comercial que cada año genera la feria en el en torno.

“Con esta nova data faremos coincidir a nosa Feira do Viño, un dos eventos máis importantes para rosaleiros, co remate dunha obra histórica para o municipio, como é a transformación do núcleo da Praza do Calvario. Queremos unha praza chea de veciñanza e visitantes que nos permita dar ese pulo comercial tan importante para os comercios da contorna despois do esforzo colectivo que están a facer mentres se están a executar as obras”, destacó la alcaldesa, Ánxela Fernández Callís.

De este modo, la «Feira do Viño» de O Rosal celebrará sus 30 años de vida en otoño. La próxima edición tendrá lugar los días 7, 8 y 9 de octubre, coincidiendo además con unas fechas tan tradicionales para rosaleiros como es el final de la vendimia.

Se realizó un estudio previo de espacios alternativos para la celebración de la nueva edición de la Feira do Viño que cumplieran con las necesidades técnicas como saneamiento, iluminación, música o aparcamiento y tuvieran en cuenta las limitaciones sectoriales que no permiten realizar este tipo de eventos en cualquiera parte del municipio, ya que, por ejemplo, toda la zona de A Ribeira está afectada por la Red Natura 2000.

No obstante, bodegas y Concello decidieron que la mejor opción era cambiar la fecha y estrenar un espacio totalmente transformado como la Praza do Calvario, en la que se enterraron todas las canalizaciones y redes de saneamiento, abastecimiento, pluviales, telecomunicaciones, electricidad y alumbrado y en la que se tuvo en cuenta la celebración de la tradicional Feira do Viño para acomodar necesidades técnicas para su desarrollo, como a las de suministro eléctrico, recogida de residuos y distribución de stands para esta cita anual.

“Tras dous anos de pandemia cunha edición da feira virtual e outra contida pola situación sanitaria, este ano volvemos á normalidade e recuperamos a esencia desta festa de interese turístico. Pero, de forma excepcional, farémolo nunha nova data para ofrecer a veciñanza e visitantes unha feira no mellor escenario posible. E, como xa temos demostrado, farémolo adaptándonos ás circunstancias, nesta ocasión á época do ano e á súa climatoloxía”, recalcó la regidora.