Tres monedas inglesas de plata del tesoro submarino de Cabo Silleiro se exponen en Baiona
BANDALLO // Pedro Novalbos con las monedas del siglo XVI en la mano

La zona de Cabo Silleiro es sin duda un auténtico cementerio de pecios. En su rocosa costa acontecieron números naufragios. Restos de galeones descansan en el fondo submarino a la espera de que alguien descubra sus tesoros.

Pedro Novalbos ya lo hizo en 1986, cuando hallaba en As Mariñas (Oia), a ocho metros de profundidad, dos cañones del siglo XVI que hacían presagiar que en la zona podría existir un auténtico tesoro submarino.

25 años después y prueba de ello, otro submarinista encontraba en la misma zona tres monedas inglesas de plata, dos florines y una libra de mediados del siglo XIX, que se exponen, junto con las dos piezas de artillería, en las vitrinas del museo de Casa de la Navegación de Baiona gracias a la donación del baionés Pedro Novalbos.

La Xunta de Galicia declaró el pasado mes de enero el museo como Catálogo con Colección Visitable, hecho que le permite convertirse en receptor de piezas arqueológicas para su exposición y almacenamiento.

El acto de donación de las piezas se celebró en las instalaciones del museo en presencia del alcalde, Ángel Rodal; la concejal de Cultura, María Iglesias; la directora del museo, Rosa Villar, y el submarinista Pedro Novalbos. “Me gustaría agradecer esta donación, que viene a enriquecer nuestro patrimonio y poner en valor la importancia de nuestra Villa y su estrecha relación con el mar. No es una misión sencilla poner en marcha un museo y Baiona demuestra su compromiso con la Cultura”, apuntó Rodal.

Las tres monedas son todas de la misma época, mitad del siglo XIX, y fueron sometidas a un proceso de restauración sufragado por parte de la Concejalía de Cultura de Baiona.