El Concello de Tui contratará un asesor fiscal para prestar asistencia a los afectados por la explosión del 23 de mayo en el barrio de A Torre, en Paramos. Así lo expuso el alcalde, Carlos Vázquez Padín, tras la reunión mantenida en el Centro Cultural de Guillarei a la que asistieron medio centenar de afectados.

El mandatario municipal incidió en la importancia de la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, y el posterior decreto que debería incluir una serie de exenciones fiscales a los afectados.

En ese sentido aludió el regidor la inquietud que hay entre los vecinos por las consecuencias fiscales que podrían tener las ayudas, de ahí que se adopte la decisión de contratar un asesor fiscal. También quiso hacer hincapié en la importancia de que los vecinos soliciten las ayudas y en la peor de las hipótesis siempre estarían a tiempo de renunciar a esas cuantías.

Precisamente el asesor fiscal que prestará asistencia en el Centro de Afectados, informará a los vecinos, con la situación a día de hoy de ausencia de exenciones fiscales, de las repercusiones en renta en cada caso concreto, con el que podrán tomar decisiones con todos los datos.

El alcalde indicó que estas reuniones con los vecinos están resultando muy positivas porque los afectados transmiten sus inquietudes, los pequeños problemas que van surgiendo como consecuencia de la complejidad burocrática, urbanística, social.

Por otra parte desde el Concello se hace hincapié en la importancia de que cualquier persona que haya sufrido daños como consecuencia de la explosión, independientemente de la cuantía de los daños y de se cuenta o no con seguros, se inscriban como afectados en el Centro de Afectados en el Centro Municipal de Formación en Guillarei, hasta próximo viernes, 3 de agosto.

En cuanto a la situación en la zona afectada a lo largo del mes de agosto finalizará el desamiantado y retirada de cargas sobre forjados. También en el próximo mes estará finalizado el estudio de gestión de residuos, documento necesario para acometer el desescombro.