Tras la denuncia presentada por varios vecinos que detectaron problemas de contaminación en su traída de agua, operarios municipales trabajan estos días en la reparación de la red de saneamiento en las instalaciones deportivas Álvarez Durán para eliminar el problema de filtraciones.

Después de revisar la red de saneamiento de las instalaciones municipales, que cuenta con muchos años de antigüedad, los operarios detectaron que parte de la misma estaba taponada, encontrando una de las tuberías sellada con poliuretano y en el interior de otra una botella de cristal, con la que los vertidos se acumulaban y al ser la tubería de cemento se filtraban los restos hacia tierra y desde ahí posiblemente llegaban hasta el manantial afectado.

Para solucionar el problema operarios municipales están construyendo una nueva arqueta y en los próximos días una empresa especializada llevará a cabo la impermeabilización de la tubería de cemento para evitar que se vuelva a registrar filtraciones en el futuro.