Puerto de A Guarda

La época estival es sin duda en la que un mayor número de personas llegan hasta la costa para disfrutar de la combinación de buen tiempo y mar tan deseada por muchos. Un número de turistas que ha aumentado en nuestra comunidad de manera exponencial, y es que Galicia ha sido el destino escogido por muchos a la hora de materializar sus vacaciones.

Así lo avalan los datos. Las Islas Cíes son el paraje gallego más cotizado en cuanto a turismo se refiere, solo en el mes de junio recibió un 30% más de visitantes que en las mismas fechas del 2016, un porcentaje que se traduce nada menos que en casi 12.000 personas más en el idílico Parque Nacional que hace un año. Este aumento se repite también en otros populares enclaves gallegos como las Fragas do Eume, por las que ya han pasado cerca de 14.000 personas, o la Torre de Hércules en A Coruña, que en lo que va de año ya ha recibido un 9% más de visitantes que en el mismo período del año pasado.

Pero no solo los lugares más conocidos de Galicia han sido los únicos que han visto un repunte en su número de visitantes. También en nuestra comarca las cifras han aumentado en los últimos años siendo A Guarda una de las localidades con mayor proyección. Según los datos ofrecidos por la Oficina de Turismo de A Guarda, el pasado mes de julio llegaron más de 1.500 turistas al municipio, lo que supone más de un 23% de incremento en el número de visitantes en relación al año anterior.

Uno de los elementos principales que explican este aumento del turismo en A Guarda es el gran número de peregrinos que pasan por esta localidad siguiendo el tradicional Camino de Santiago Portugués. No cabe duda de que cada vez son más los adeptos que se unen a hacer este bello recorrido que pasa por municipios como O Porriño o Tui y del que el rey más ilustre de nuestra monarquía,  Alfonso X El Sabio, dejó constancia en una de las obras por las que es mundialmente conocido ( junto con el Libro del Saber de Astronomía y el primer tratado sobre el juego conocido como Libro de los juegos), las Cantigas de Santa María.

Pero sin duda la joya de la corona en cuanto al turismo guardés es el Monte de Santa Tegra. El yacimiento arqueológico del castro galaico es uno de los puntos de mayor interés turístico de toda Galicia por lo que no es de extrañar que el número de visitantes aumente cada año. Solo en la época estival del año pasado se registraron más de 100.000 visitantes, una cifra que se espera aumente este año cuando se cotejen los datos. Además, también se espera que haya aumentado el número de personas que visitaron el Museo Arqueológico de Santa Tegra, MASAT, durante este verano superando así las de más de 30.000 personas que fueron registradas en el mismo período del año pasado.

El Museo del Mar es otro de los puntos más atractivos para los turistas que se acercan a A Guarda, aunque en este caso las cifras son más modestas. Durante el ejercicio anterior el número de turistas se mantuvo con respecto al 2015 con cerca de 1.500 visitantes.

Su cercanía con Portugal y su amplia oferta de turismo rural y gastronómica hacen de A Guarda uno de los lugares que más fuerza está cogiendo en cuanto al turismo gallego, aportando una calma y tranquilidad de las que pocas zonas de Galicia pueden presumir.